En el caso de las armas
¡Desaparece La Evidencia!

Paralelo a la entrega del informe mediante el cual quedaba evidenciada la participación del policía Juan Carlos Bonilla, junto a 3 oficiales más, la Comisionada Borjas descubre la existencia en San pedro Sula, de una "casa de seguridad" y la que de acuerdo a su versión, es un recinto igual a los utilizados en la década de los 80 y en donde los policías realizan actividades clandestinas, visten de civil y utilizan armas no reglamentarias.

"A nosotros nos costó mucho conseguir la dirección de esa casa, finalmente la obtuvimos y le pasamos la información a la fiscalía", sostuvo Borjas, al tiempo que menciona el descubrimiento de munición AK-47 mediante un allanamiento realizado el 31 de Julio del 2002.

"Posteriormente nos enteramos que ese mismo día, 6 AK-47, habían sido enviadas a Tegucigalpa a la bodega de armas decomisadas", aseguró, enfatizando además de la sospecha que esas armas serian las utilizadas en las ejecuciones extrajudiciales de al menos 50 personas en San Pedro Sula..

Las armas fueron trasladadas desde San Pedro Sula hacia el cuartel de Casa Mata en Tegucigalpa. De acuerdo a la versión de la Comisionada, el jefe del almacén del cuartel, le informó que las instrucciones que a él le dieron fueron que "si la Fiscalía preguntaba por esas armas, que entregara otras diferentes y que las ingresara en el inventario como encontradas abandonadas en un lugar determinado", esto asegura le preocupó mucho y por eso nos lo informó, asegura Borjas.

-Opiniones-

Iglesia Evangelica y Católica
CODEH
COFADEH
•Casa Alianza

-Víctimas-

¿Quiénes son las víctimas?
Solo Dios da otra oportunidad

-Posición del Gobierno-

Respuestas del gobierno actual
Borjas Vrs. Álvarez

¿Obviar una orden ... el costo de una vida?
¡Desaparece La Evidencia!

Acto seguido, procedieron a tomarle la declaración al armero e informar de todo lo ocurrido a la Fiscalía y presentarle los números de serie y las características de las armas.

Borjas recuerda que ante la denuncia, la Fiscalía Contra el Crimen Organizado solicitó la entrega de las armas con los números de inventario del 951 al 956 que eran las portadas por oficiales acusados, en el desempeño de sus funciones.

El objetivo de la inspección era la realización de un peritaje balístico a las armas, para compararlas con los casquillos encontrados en San Pedro Sula y que habrían asesinado a aproximadamente 50 personas en San Pedro Sula.

Borjas asegura que le pareció extraño el hecho que la Fiscalía programara una inspección en la bodega de armas y enviara una nota con el aviso un día antes.

Por el envío de esa nota, Borjas procedió a reclamarle al Fiscal de aquel entonces, Mario Chinchilla, obteniendo por respuesta que se había enviado " porque la Embajada Americana se había molestado", y que además se había acordado que antes de hacer una operación en cualquier unidad policial tenían que enviar una nota previa, "y eso lo dijo el Fiscal en los medios de comunicación", acotó la comisionada.

Ante tal aseveración, la pregunta obligada fue ¿cuál es el papel de la Embajada en un asunto aparentemente ajeno a ellos?

La comisionada asegura que aunque no fueron creadas ni entrenadas para ese fin, las unidades que andan ejecutando a jóvenes, son unidades creadas y entrenadas por la Embajada Norteamericana. "Estas son Unidades Anti-secuestros, Policías de Fronteras, Información y Análisis y el Centro de Recopilación de Información, CEINCO", afirmó.

"Supuestamente CEINCO, es solamente un centro de recopilación de información, pero nosotros le dimos a la fiscalía un listado de 120 AK-47, distribuidas en estas unidades", agregó.

Borjas manifestó que ante el panorama anterior, la Embajada Norteamericana, simplemente se llamó al silencio, sin aclarar el punto anterior.

Aumentan las Sospechas

En esos días, la encargada de recursos materiales de la Policía era la inspectora general, comisionada Mirna Suazo de Avelar, quien tenía bajo su responsabilidad la bodega de armas, y ella conocía la petición del Ministerio Público.

El armero, como era miembro del ejército, no sabía que implicaciones tenían las armas que la fiscalía solicitaba. El técnico narró que recibió una orden directa de su jefe, el teniente coronel Orlando Coca Cantero, ex esposo de la directora de la Policía Coralia Rivera para que se presentará ante la comisionada Suazo, manifestó la comisionada.

Borjas asegura que en las declaraciones brindadas por el armero, relató que Suazo le ordenó inhabilitar las armas para que quedaran imposibilitadas para disparar.

Para inhabilitar una arma, si es por asuntos de seguridad, se debe quitarle ciertas piezas, pero llevando un registro y un inventario sobre las piezas que se van quitando y se embalan con el mismo número de armas, para después volverla a armar con las mismas piezas para que el arma queda intacta, informo Borjas.

Según la Comisionada, en este caso no se hizo eso, "les quitaron piezas a las armas y se las pusieron a otras, sin ningún tipo de registros, incluso limaron las astrias, que son las que dejan las marcas en los casquillos de los proyectiles", afirmó de acuerdo al informe balístico presentado por la Fiscalía.

Indiferencia

Este informe fue presentado a los tres presidentes de los tres poderes del Estado, a la Comisión Anticorrupción, al cardenal Oscar Andrés Rodríguez, al fiscal general, del entonces Roy Medina, al pleno del Comité Nacional de Seguridad Interior (Conasin) y a los Fiscales de Derechos Humanos de San Pedro Sula y Tegucigalpa.

La comisionada asegura que nunca tuvo una respuesta de los tres poderes del Estado y que incluso el presidente Ricardo Maduro en dos oportunidades le dio cita para hablar del caso, sin embargo él, siempre canceló las entrevistas.

A raíz de la indiferencia gubernamental y ante el hostigamiento de parte de las
autoridades del Ministerio de Seguridad, Borjas decidió denunciar los hechos públicamente para proteger su seguridad, la de su familia y la del equipo de investigación.

Desde un principio el fiscal contra el crimen organizado Mario Chinchilla, hoy fiscal del ambiente, conoció de las investigaciones, pero mantuvo el caso dormido por más de un año, por lo cual la comisionada lo denunció ante la Inspectoría de Fiscales por encubrimiento.

"Ellos tenían las evidencias documentales y testimoniales para poder proceder contra esos oficiales" manifestó.

Ante la incapacidad de este fiscal, el expediente se le trasladó a la fiscal de los derechos humanos Aída Romero, quien presentó la acusación formal, tras verificar que había suficientes méritos contra los oficiales Coralia Rivera Ramos, Directora general de la policia, Mirna Suazo, encargada de recursos materiales y Manuel Enrique Aguilar Godoy .

Fiscal de Derechos Humanos
"La manipulación de las armas fue intencional"

"Al recibirle declaración al armero, dijo que si, que había recibido instrucciones de un oficial de la policía para que inutilizara las armas y al preguntarle que cual fue el trabajo que había hecho con cada arma dijo que había golpeado recamara, había cerrojado cañón, que había soltado resortes y había cambiado piezas", asegura la Fiscal de Derechos Humanos, Aida Romero, quien confirmó la versión de los hechos en el caso de las armas y que Maria Luisa Borjas brindo a REVISTAZO.COM.

"Lo que nosotros estábamos señalando en nuestro requerimiento fiscal es que esa manipulación fue intencional, la lógica nos dice que tiene que ser intencional porque nadie golpea recamaras y nadie lima cañones para que una arma no se dispare,
por el contrario se liman y se golpean recamara para que las marcas patrones que se obtengan de ahí sean distintas a las que puedan existir en una escena del crimen", continuó diciendo Romero.

Con las evidencias y las declaraciones de los testigos, la Fiscalía procedió a llevar el caso a los tribunales, donde Romero asegura que en la audiencia inicial se probó que el hecho existió, "es decir que si entro ese armero que si manipuló las
armas, que si recibió las instrucciones" afirmo.

La fiscal aseguro que pese a que las pruebas fueron mas que suficientes, el juez en su sentencia decidió dejar absueltos de toda responsabilidad a los implicados por considerar que no se probo que esas personas actuaron con dolo o con la intención de
dañar esas armas para que la fiscalía no lograra hacer el peritaje que se esperaba.

La Fiscalía de los Derechos Humanos decidió apelar esa resolución ya que Romero considera que si hubo conocimiento de lo ocurrido por los oficiales implicados

"Uno de los oficiales de la policía reconoció que el oficio que le habíamos mandado como Ministerio público al señor ministro de Seguridad, lo había visto en el escritorio de una de las imputadas la noche que el armero ingreso a la policía y que de ahí había tomado los números de las armas que debía buscar para que el armero inutilizara" sostuvo Romero.

El Código Procesal Penal y la misma ley de policía dispone de la obligación que tiene los policías de resguardar y proteger cualquier evidencia, pero en este caso no resguardaron armas y en su lugar las manipularon, apunto la Fiscal.

"Estamos apelando y haciéndole ver con lujo de detalles a la Corte de Apelaciones de que si existió conocimiento y voluntad para manipular esas armas, entonces ahora la resolución está en las manos de la Corte Suprema de Justicia".

Según Romero, el ministerio agota instancias y ahora solo resta esperar la sentencia que resuelva la Corte de Apelaciones, misma que de no ser favorable dará lugar a un recurso de amparo.

Declaraciones del armero

A continuación REVISTAZO.COM le da a conocer partes literales de las declaraciones que en dos oportunidades rindió el señor Marco Edgardo Varela Rodríguez, mecánico de armas y que la fiscalía presentó como prueba ante los juzgados competentes meses antes de la sentencia absolutoria que se le diera a los implicados.

Testimonio brindado el 15 De Octubre Del 2002

Preguntado para que diga quien le dio la orden de ir a la policía y a que hora se la dieron contesta: que fue el coronel Coca quien me dio la orden y fue como a las 6: 30 de la tarde que me dijo que me presentara a la policía de Casa Mata donde la
Comisionada Mirna Suazo me iba a dar las instrucciones, pero quien salió fue el capitán Alemán y después me condujo a la bodega de armas y después llegó ella.

Mientras yo me encontraba observando las armas que tiene en depósito, ella me dijo, estas son las armas que tiene que trabajar, y eran fusiles AK-47, entonces yo le pregunte, que quiere que le haga y ella me respondió, que las inutilizara; ustedes
saben para que disparen y yo le contesté que habían varias formas de hacerlo a lo cual me dijo que lo hiciera, por lo que procedí a quitarle a unas el resorte recuperador, el fiador desenganchador, el resorte que fija los ejes del disparador
y uno a golpearle la recamara

Para que no pueda entrar un proyectil, además a las dos les pase una lima por la parte interna del cañón. Cuando terminé la comisionada le ordenó al capitán Alemán que los colocara en el estante y yo salí con mi caja y me dijo el capitán que me
esperara para reportarle que estaba terminando y me dijo que muchas gracias. La salida la hice como a las 9 de la noche.

Preguntado para que diga si el policía de civil que estaba con usted en la bodega cuando tocaron la puerta se escondía igual que usted y quien les ordenó que se escondieran contesta: si ya que el capitán Alemán nos decía con señas que dejáramos
de hacer lo que estábamos haciendo y sólo nos escondimos en el fondo de la bodega el policía de civil y yo cuando llegó la comisionada Borjas y cuando se fue regresamos al frente. Me acuerdo que le pregunte que por que lo hacíamos de escondernos y él me contestó que estaba prohibida la permanencia de personas no autorizadas.

Testimonio Brindado el 28 De Octubre Del 2002

En la ciudad de Tegucigalpa, Municipio del Distrito Central a los 28 días del mes de octubre del 2002, siendo las 3 de la tarde presentes en esta oficina de la fiscalía especial del crimen organizado con el fin de rendir declaración el señor Marcos Edgardo Varela.

Preguntado para que diga si las armas que el día de hoy que el vio en el laboratorio de Medicina Forense son las armas que usted trabajo el 20 de agosto: si dijo, las reconozco, exceptuando que hay una que no tenía el resorte recuperador el cual ya lo
tiene instalado y las otras que les afloje los pasadores del disparador y del martillo están instalados en uno no originalmente, lo cual es hechizo.

Preguntado para que diga si usted el día 20 de agosto recibió indicaciones especificas para cambiar las características de identificación de las armas en referencia o recibió otras indicaciones contesta: no recibí ninguna, me preguntaron si era posible cambiarle el cañón a esas armas a lo cual yo contesté que no se podía porque esas armas son ensambladas a presión y con remaches especiales; como la orden era inutilizarlas tanto en el mecanismo de disparo como en el cañón, procedí con una
lima a limar los cañones a dos de ellas.

Preguntado para que diga si puede afirmar que usted se dio cuenta de ir a realizar el trabajo en referencia entre las 5: 30 y 6: 30 de la tarde dice: hablé con el coronel Coca que recién acababa de entrar para ir a realizar una misión, pero me dijo que lo esperara hasta que él viniera de la escuela del comando, el cual regresó a las 5 de la tarde reuniéndose con los oficiales; después recibí la orden de presentarme a la policía y que me presentara a la sub comisionada Mirna Suazo, que ella me iba a dar las instrucciones y que me estaban esperando ya que ellos habían venido a solicitar un armero.

Preguntado para que diga si la persona vestida de civil que se encontraba en la bodega el día 20 de agosto estaba ayudándole o solamente colocó en otra posición cerca donde estaba usted una AK-47 con el fin de pasar con este lugar contesta que : él me recogió la tapa móvil de uno de los fusiles que yo estaba utilizando. Si el paso por atrás de mi persona o movió armamento no podría aseverarlo porque no lo miré porque estaba de espaldas, pero él estuvo en la bodega todo el tiempo que duró el trabajo y estuvo observando y preguntándole al capital Alemán fuera de la bodega, ¿qué vino a hacer? y contestó que solamente andaba entregando unas armas.


[REGRESAR ARRIBA]