Propuestas para el buen uso de las remesas


Gabriel Siri.

Por su importancia, REVISTAZO.COM reproduce a continuación los aspectos principales de un estudio sobre la situación, perspectivas y líneas de acción por implementar realizado por el consultor internacional Gabriel Siri.

El documento fue conocido por los participantes en el Foro "Remesas para el Desarrollo" realizado en Tegucigalpa, Honduras entre el 8 y el 10 de julio con el propósito de definir estrategias que permitan al país el mejor uso de estas divisas.

En el se establece que actualmente cerca del 10% de la población del país vive en Estados Unidos. Esta población puede considerarse como la nueva "clase media" hondureña que vive en el extranjero, y como una inversión que paga en retorno muy buenos dividendos.

El ingreso total de la población de emigrantes hondureños en los Estados Unidos ya iguala al Ingreso Nacional de Honduras. Es así que tenemos un país hondureño al norte del Río Grande con un ingreso similar al de nuestro país centroamericano, dice el estudio.

Las remesas familiares que los emigrantes envían anualmente al país han venido creciendo aceleradamente y en el año 2002 alcanzaron un monto de US$ 770 millones (o sea alrededor del 11% del PIB). Esta cifra se acerca ya al valor del producto agrícola del país y equivale a más de la mitad de las exportaciones de bienes.

Un tercio de los hogares receptores de remesas pertenecen al sector rural. Las remesas se orientan fundamentalmente al consumo -- y en muy escasa medida al ahorro y a la inversión, establece.
Según datos de la CEPAL para varios países de la región, más del 80% se gasta en alimentación y vestuario, 4-8% en educación y salud, y 5-6% en ahorro e inversión. Cabe señalar que los gastos que se hacen en educación y salud representan una inversión en capital humano.

Como resultado de la emigración a los Estados Unidos, puede estimarse que un 10-15% de la población ha salido de la pobreza (gran parte de los que dejaron el país y muchos de los que ahora reciben remesas).

No obstante su evidente importancia, las remesas familiares no constituyen aun un motor de desarrollo para el país. Más bien, están sirviendo como un medio de subsistencia para un amplio sector de la población.

Cabe señalar que los efectos de las remesas, tanto en términos macroeconómicos como sociales, no son todos positivos. Por otra parte, es evidente que el crecimiento acelerado de las remesas en los últimos años tendrá su límite. Además, siempre está el peligro de una deportación masiva de los emigrantes que no tienen residencia legal en los Estados Unidos.

LAZOS CREADOS POR LA EMIGRACIÓN HONDUREÑA A LOS ESTADOS UNIDOS
La relación de trabajo que ha establecido la población de emigrantes con los Estados Unidos ha creado una serie de lazos económicos y sociales entre los dos países, los cuales indudablemente tendrán un impacto decisivo en el desarrollo futuro de Honduras.

Entre los vínculos operacionales más importantes de Honduras con el vecino del norte destacan los siguientes:

• Las remesas familiares -- y su efecto sobre el consumo, el ahorro y la inversión de los emigrantes y los receptores de los fondos.
• Las transferencia de tecnología en el campo del comercio y los negocios (pero al mismo tiempo, la "migración selectiva," mano de obra calificada que deja el país).
• El comercio de importación y exportación. Existe un gran mercado potencial de exportaciones de "productos nostálgicos."
• El turismo. Una parte significativa del turismo al país es ya de hondureños-norteamericanos.
• Comunicación entre emigrantes y sus comunidades de origen vía el "Internet" y el teléfono (consolidación de lazos personales, comerciales y financieros; sistemas de información).
• Desarrollo comunitario. Capital social que han desarrollado las comunidades emigrantes en los Estados Unidos.
• Aspectos políticos: internos al país y los relacionados con el creciente peso de la población "hispana" en la política de los Estados Unidos.

USO DE LAS REMESAS
Siri identifica cuatro grandes líneas de acción en las que están siendo usadas las remesas en Honduras:
1) Adquisición de vivienda
2) Inversiones en la micro y pequeña empresa
3) Remesas colectivas
4) Cuentas de ahorro

ADQUISICIÓN DE VIVIENDA
La mayor parte de las remesas se invierte generalmente en la compra de vivienda mínima y de nivel medio, y en la adquisición de lotes sin servicios. La vivienda es el destino preferido del ahorro del emigrante por razón del bajo riesgo que entrañan las inversiones en bienes raíces y por el sentido de seguridad que da a una familia tener casa propia.

No obstante que la vivienda no es la inversión más productiva en términos de generación de producto, sí satisface una necesidad básica de la población, y su construcción genera mucho empleo. Además, la vivienda en manos de la población pobre conduce al establecimiento de pequeños talleres y empresas familiares.

Para facilitar las inversiones de los emigrantes y de los receptores de remesas en la compra de vivienda propone:

• Identificación de agentes intermediarios y canales operativos con ventajas comparativas en la provisión de servicios financieros y técnicos. Establecimiento de incentivos para asegurar la participación de agencias ejecutoras competentes en programas de venta de vivienda.

• Creación de un fondo de apoyo a la inversión en la vivienda. Las operaciones del fondo deberían funcionar bajo la supervisión de una institución con experiencia en el financiamiento de la vivienda en Honduras y con capacidad para establecer vínculos con los bancos norteamericanos. El patrimonio del fondo podría estar integrado por recursos de agencias financieras públicas, bancos comerciales privados, cooperativas de ahorro y crédito, fundaciones privadas, donantes externos, e instituciones financieras internacionales.

• Establecimiento de un sistema de compilación, evaluación, y difusión de información confiable sobre el mercado de la vivienda mínima y de nivel medio en el país. Utilización del "Internet" para establecer un diálogo de compra y venta de viviendas.
• Diseminación de información sobre oportunidades de inversión en Honduras a través de las asociaciones de emigrantes.


INVERSIONES EN LA MICRO Y PEQUEÑA EMPRESA
Aunque las remesas pueden también ser útiles para incorporar a los sectores pobres de la población en el proceso de generación de ingreso, solo una proporción muy baja de las remesas se canaliza hacia inversiones y gastos de operación en micro y pequeñas empresas (probablemente, alrededor del 1-2 %).

Las personas que envían y que reciben remesas generalmente carecen de información sobre oportunidades de inversión y no tienen capacidad técnica para preparar proyectos ni para gestionar préstamos ante instituciones financieras.

Por otra parte, el financiamiento complementario al ahorro que podría generar el emigrante es muy limitado. No obstante que existe en el país un gran número de esquemas de financiamiento orientados a la micro y pequeña empresa, y se cuenta con considerable apoyo externo en este campo, el crédito otorgado no es suficiente para atender las necesidades del sector. Los bancos comerciales tienden a dar preferencia a préstamos grandes de clientes conocidos y las ONG que atienden al sector tienen limitaciones en su capacidad operativa.

REMESAS COLECTIVAS: APOYO DE LAS COMUNIDADES DE EMIGRANTES EN LOS ESTADOS UNIDOS A SUS COMUNIDADES DE ORIGEN.
El fenómeno migratorio incluye instancias de comunidades en las que gran parte de los habitantes emigran a una sola ciudad norteamericana, manteniendo su identidad comunitaria. En algunos casos, el espíritu solidario de los emigrantes no se limita a ayudas familiares, sino que comprende contribuciones colectivas al mejoramiento de sus comunidades de origen. Estas contribuciones ofrecen un canal para orientar las remesas hacia inversiones de apoyo a la producción y al desarrollo de capital humano.

CUENTAS DE AHORRO
Las transferencias de ayuda familiar entran a la masa monetaria como financiamiento externo y se canalizan fundamentalmente hacia el consumo. Sin embargo, las remesas también generan ahorro -- directamente y como parte de los ciclos de ingresos y gastos que genera el dinero a medida que circula por la economía.

Siri considera que el mejor aprovechamiento de las remesas comienza por eliminar los obstáculos al ahorro. Al abrir una cuenta de ahorros en el sistema bancario nacional, el emigrante o el receptor de las remesas abre también la puerta para su participación en el proceso de formación de capital y su plena incorporación en la economía formal del país.

Los fuertes flujos de remesas familiares que ingresan a Honduras crean un potencial para generar ahorro en manos de los pobres. Las tasas de ahorro que pueden lograrse son muy superiores a las que normalmente se asocian a poblaciones de bajos niveles de ingreso, debido a que parte de los fondos que se reciben son "windfall profits" (mientras no cambian los hábitos de consumo).

www.revistazo.com

[volver arriba]